Siete años de la Tragedia de Once

A siete años de la Tragedia de Once, y con la mayoría de los responsables y del vaciamiento en el ramal Sarmiento tras las rejas, familiares de víctimas ensayaron esta mañana en el tristemente célebre Andén 1 una fuerte crítica a la corrupción, a fin de cuentas el principal causante del estrago ferroviario más importante de este país.

“No recorrimos este camino para que la cárcel sera una puerta giratoria”, aclaró Paolo Menghini, padre de Lucas Menghini Rey, el joven de San Antonio de Padua que fue hallado muerto en la formación Chapa 16, dos días después de dada por terminada la búsqueda de cuerpos o sobrevivientes.

Los familiares volvieron a acusar fuerte la corrupción kirchnerista y pidieron por la Ley de extinción de dominio, sin meterse en el debate que hoy se esconde en el Congreso, entre el proyecto renovador y el DNU de Mauricio Macri, que busca recuperar plata robada.

“A un año del juicio del TOC N° 2, (el exministro de Planificación Federal Julio) De Vido, sostuvo desde su lugar de reclusión y con altanería que era un perseguido político. Que desde su área nada había hecho para que haya una tragedia. Nunca tuvo una palabra de autocrítica y de arrepentimiento”, afirmó esta mañana María Luján Rey, de todas maneras, se respiró alivio porque “los responsables penales están presos”.

 

A De Vido se le suman los exsecretarios de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi; al exdueño de TBA, Claudio Cirigliano; los exgerentes de la línea Sarmiento y el maquinista Marcos Córdoba.

Durante el acto, los familiares leyeron un comunicado en el que describieron la actualidad de la causa y lo que esperan a futuro. “Esperamos que De Vido sea condenado por estrago culposo”, afirmaron.

Es que las familias aún tienen en la mira al exministro de Planificación Federal, condenado en la causa conocida como “Once II”.

Es que el exfuncionario no fue considerado responsable por la muerte de las 52 personas y los más de 700 heridos, sino por su administración al frente del ministerio.

El fallo fue apelado por la Oficina Anticorrupción, la Fiscalía y la querella que conduce el abogado Leonardo Menghini. Todos esperan que De Vido reciba la misma pena por estrago que le aplicaron a Ricardo Jaime, por lo que podría recibir más de de 10 años de cárcel.

 

MOV02571

Deja un comentario