José López fue condenado a 6 años de cárcel por los bolsos del convento

El Tribunal Oral Federal 1 sentenció a 6 años de prisión a José López, ex secretario de Obras Públicas de los Kirchner, por el delito de enriquecimiento ilícito por el escándalo de los bolsos con 9 millones de dólares que arrojó a un convento de Gral. Rodríguez.

El veredicto fue dado a conocer esta tarde por el Tribunal Oral Federal (TOF) 1 que condenó además a la esposa de López, María Amalia Díaz, a dos años de prisión en suspenso como partícipe secundaria del delito de enriquecimiento ilícito.

EL TOF 1 también condenó a dos años y seis meses de prisión a los empresarios Andrés Galera y Eduardo Gutiérrez a quienes consideró testaferros de López en relación a la casa que el ex funcionario ocupaba en Dique Luján, Tigre.

El Tribunal dispuso además el decomiso de los 8.982.047 dólares, 153.610 euros, 59.114 pesos, 425 yuanes y 2 ryales y determinó que ese dinero sea puesto a disposición de los hospitales de niños Garrahan y Gutierrez.

Por otra parte, los jueces Ricardo Basílico, Adrián Grünberg y José Antonio Michilini dispusieron la absolución de la monja María Inés Aparicio, que recibió a López con los bolsos en el convento, y a los empresarios Carlos Gianni y Marcos Marconi, que dijeron haberle alquilado a López el departamento que ocupaba en la avenida Las Heras, en la Ciudad de Buenos Aires.

Carlos Gianni, empresario
Marcos Marconi, empresario.
Monja María Inés Aparicio

El Tribunal Oral Federal (TOF) N°1 entendió que López no puede justificar de ninguna manera el aumento de su patrimonio mientras era funcionario público, enriquecimiento que esconde -según el fiscal- “dinero espurio provenientes de actos de corrupción” y  le impuso además multas del 60% del valor del enriquecimiento a López, del 25% a su esposa y del 50% para los dos empresarios acusados de oficiar de testaferro.

jueces de izquierda a derecha. Adrián Grünberg, Ricardo Basílico, y José Michilini

López fue juzgado por enriquecimiento ilícito por la compra de una casa en Tigre y un departamento en la avenida Las Heras de la ciudad Buenos Aires, que habría colocado a nombre de testaferros y por los casi 9 millones de dólares con los que fue detenido durante la madrugada del 14 de junio de 2016. Y agregò que los bolsos con el dinero «los recibió de Fabián Gutiérrez» y por «indicación de Daniel Muñoz», el fallecido secretario de Néstor Kirchner, que también fue asistente de la ex Presidente Cristina Fernàndez .

Con varias investigaciones todavía en curso, López ya había sido condenado a 19 meses de prisión por la portación ilegal de armas de fuego durante aquella noche de General Rodríguez, una pena que ya cumplió. López deberá volver a la Sala AMIA la semana próxima por el juicio oral por la obra pública en Santa Cruz, entre otras investigaciones en curso en las que fue procesado, como los cuadernos de las coimas.

Pero esta nueva condena ocurre en un momento poco oportuno para el kirchnerismo, a punto de empezar la campaña electoral que mantiene a sus candidatos con posibilidades de volver a la Casa Rosada. Desde la escena de los bolsos, López se convirtió en un ícono de la corrupción kirchnerista, que fue criticado hasta por la propia Cristina Kirchner. Incluso, evitó saludarlo cuando compartieron las audiencias del juicio oral por los contratos de obra pública en Santa Cruz, donde comparten el banquillo de los acusados.

Después de varias especulaciones durante dos años detenido, López se quebró cuando su nombre apareció en los cuadernos de las coimas. El exfuncionario finalmente declaró como arrepentido, señaló a los Kirchner como responsables del pago de sobornos y pidió ingresar en el programa de protección a testigos, donde todavía permanece. La condena de López, entonces, no modificará su situación dentro del programa. Quedará a la espera de más juicios y, posiblemente, más condenas.

Los fundamentos del fallo emitido por el TOF 1 serán dados a conocer el 28 de agosto a las 17, según anunció el juez Basílico durante la lectura del veredicto.

Deja un comentario