PRESO

La Cámara de Diputados aprobó el desafuero de Julio De Vido, pedido por dos jueces la semana pasada. El ex ministro de Planificación quedó detenido. Hubo operativos en varios inmuebles, pero el ex funcionario se entregó  en los tribunales de Comodoro Py.

 

Apenas unos minutos después de terminada la sesión, efectivos de la Gendarmería Nacional dispusieron un operativo para la detención del ex ministro en su domicilio del barrio porteño de Palermo. También hubo agentes en Zárate y de un tercer inmueble, según informaron a la fuentes de seguridad. Sin embargo, cerca de las 15 De Vido se presentó espontáneamente en Comodoro Py.

El ex diputado De Vido se entregó en Tribunales, donde prestó declaración indagatoria por fraude, en la causa en que está acusado de desviar casi $ 270 millones destinados a obras inconclusas en el yacimiento de carbón de Río Turbio.

Fueron 176 votos afirmativos, ninguno negativo y una abstención, del diputado Juan Manuel Pereyra (Concertación Forja). Sus compañeros de banca del FPV, no bajaron al recinto cuando se enteraron que Cambiemos había logrado reunir dos tercios de los votos para garantizar el desafuero. En realidad, no tenían el número exacto, pero entre posibles ausentes y las diferencias en el PJ-FPV, el oficialismo tenía garantizada la votación.

Los diputados quisieron justificarse ante De Vido y avisarle que no lo dejaban solo. Pero lo dejaron solo, y  nadie bajó a fundamentar el desafuero. Incluso algunos votaron a favor del desafuero , seis diputados del PJ- FPV. María Emilia Soria, reelecta el domingo en Río Negro, había conversado con su hermano y virtual jefe político, el intendente Martín Soria. Antes de la elección había anticipado que frente a este escenario votaría por la salida de De Vido e incluso tenía pasaje de avión para llegar, votar y volverse a su provincia. No solo Soria acompañó a sumar los votos afirmativos en  la cámara, sino también Luis Bardeggia, de Río Negro; Ramón Tovares y Sandra Castro de San Juan; Gallardo de Tucumán y Ana Llanos de Chubut. Fueron 176 votos afirmativos, ninguno negativo y una abstención, del diputado Juan Manuel Pereyra (Concertación Forja).

Una vez terminada la sesión, sobre la Avenida del Libertador, en Palermo, decenas de gendarmes intentaron dar con el ex funcionario. Sin embargo, todavía no habían logrado detenerlo. Mientras tanto, vecinos de la zona se congregaron en las inmediaciones entre aplausos y cánticos contra el hombre más poderoso del kirchnerismo.

Al mismo tiempo, en un fuerte operativo de seguridad fue montado  en Comodoro Py, ante el inminente arribo del ex ministro .De Vido, fue indagado y luego llevado al Hospital Penitenciario Central (HPC) de la cárcel de Ezeiza para ser sometido a una evaluación médica y psicológica, debido a que es insulino dependiente. Allí pasó su primera noche detenido.

Las Causas

El diputado y ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido entre 2003 y 2015 se encuentra procesado en cinco causas e imputado en por lo menos otra decena. Por dos de estas causas, la que investiga supuestos desvíos de fondos públicos de la obra de Río Turbio y la que intenta determinar si se pagaron sobreprecios en la importación de Gas Natural Licuado.

Tragedia de Once

Es la causa que investiga las circunstancias del accidente en la línea de Sarmiento y por la cual murieron 51 personas en febrero de 2012. De Vido está procesado como coautor del delito de descarrilamiento y partícipe necesario del delito de defraudación contra la administración pública por administración fraudulenta. Cuyo juicio se está llevando a cabo en Comodoro Py.

Compra de vagones inservibles

En esta causa ya se encuentra detenido el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime. El juez federal Julián Ercolini procesó a De Vido por “administración fraudulenta agravada por haber sido cometida en perjuicio de una administración pública” por la compra de trenes a España y Portugal que resultó ser material inservible. La Cámara Federal confirmó el procesamiento por lo que la causa está en condiciones de ser elevada a juicio oral.

Desvíos de fondos de obra pública y direccionamiento de las licitaciones

La Justicia investiga una supuesta asociación ilícita por la cual se benefició con contratos de obra pública a Lázaro Báez. En esta causa también está procesada la ex presidenta Cristina Kirchner. Se los acusa de formar parte de una banda “destinada a cometer delitos para apoderarse ilegítimamente y de forma deliberada” de los fondos asignados a la obra pública vial. La Sala I de la Cámara Federal debe definir si mantiene firme los procesamientos.

Renegociación de contratos ferroviarios

El juez federal Sebastián Ramos procesó a De Vido por incumplimiento de los deberes de funcionario público por no renegociar los contratos ferroviarios entre 2003 y 2010. La resolución está pendiente de revisión en Cámara.

Subsidios a colectivos

Fue el último de los procesamientos en su contra. El juez federal Claudio Bonadio considera a De Vido responsable por el supuesto desvío de más de 600 millones de pesos en subsidios y ordenó un embargo sobre sus bienes por 1.000 millones de pesos. Le prohibió, además, salir del país y lo obligó a presentarse en su juzgado el primer día hábil de cada mes. Según Bonadio la Secretaría de Transporte, que dependía de De Vido, entregó “sistemáticamente”, durante diez años, subsidios a empresas de colectivos por montos mucho más altos de lo que debían cobrar.

Skanska

En este caso está imputado por cohecho y negociaciones incompatibles y posible defraudación. Se investiga el pago de sobornos en la obra pública cuando la filial argentina de la constructora sueca confesó haber pagado coimas a funcionarios del gobierno anterior para asegurarse contratos de ampliación de gasoductos.

Refinación Plus

En esta causa, el Gobierno lo denunció que, en el marco del programa “Refinación Plus”, se habrían otorgado incentivos de forma irregular por 130 millones de dólares a las empresas Petrolera Argentina S.A. (PASA) y Refinería Neuquina S.A. (RENESA), ambas del grupo “Más Energía”.

Enriquecimiento ilícito

Está imputado junto a su mujer en una causa investigada también por el juez federal Rodríguez.

De Vido  probó la traición que diseñó Cristina.El matrimonio K fue siempre una muestra clara de avaricia política hacia amigos y enemigos. De Vido lo supo siempre porque vio cómo en cada caso los Kirchner, Máximo incluido,  miraban al costado cuando alguno de los suyos entraba en desgracia.

 

 

 

Deja un comentario