Tragedia de Once: De Vido, el intocable en el banquillo de los acusados

“Llegó el día”, fue la frase más escuchada entre los familiares de la tragedia de Once. Era el día menos pensado para el ex funcionario del Kirchnerismo que trató de dilatar por distintos artilugios judiciales sentarse en el banquillo de los acusados. Acusado por los delitos de estrago culposo y fraude al Estado. Una foto que siempre quiso evitar y que hoy recorrió el mundo.

Julio De Vido junto a su abogado Maximiliano Rusconi

Antes de comenzar la audiencia, un comunicado de prensa de su abogado, Maximiliano Rusconi, se viralizó entre los celulares de los periodistas que cubrimos el juicio.

COMUNICADO DE PRENSA. ESTUDIO RUSCONI .PRODUCIDO POR: DRES. MAXIMILIANO RUSCONI Y GABRIEL PALMEIRO.
Así se encabezaba el documento de los defensores, que contenía párrafos llamativos:

…”En primer lugar creemos que defensores, Fiscales, y Magistrados deben evitar que se dote de contenido político a la solución del caso. El interés en generar una respuesta “aceptada” por la sociedad y la búsqueda de “culpables políticos” son caminos de los cuales debe arrepentirse toda sociedad democrática “. (Sic)… Y continuaba con otro párrafo polémico:Los acusadores parecen olvidar las importantísimas inversiones del Estado Nacional en materia de renovación de formaciones y hay una falta de hincapié en que la conservación de las unidades recaía en el concesionario; Se ha partido de un “escenario de ciencia ficción” en el cual desde los más altos niveles de gestión administrativa, se podría controlar todas y cada una de las formaciones antes de su salida”…
…Creemos el Juicio concluirá con la única respuesta posible: la inocencia del señor Julio De Vido.
En resumen y eludiendo cualquier responsabilidad, en el extenso mensaje se daba a entender que era “inocente” y que la responsabilidad de todo era del chofer del tren chapa 16, Marcos Córdoba.
El mismo mecanismo usado por los abogados de los exsecretarios de Transporte, Juan Pablo Shiavi, Ricardo Jaime, y el empresario Sergio Claudio Cirigliano, uno de los propietarios de TBA. Todos ellos condenados.

El tribunal integrado por los jueces Pablo Bertuzzi, Néstor Costabel y Gabriela López Iñiguez mantuvo la decisión de iniciar el juicio y casi sin saberlo le estaban contestando el comunicado, cuando se dio lectura al elevamiento de juicio donde en el punto de la imputaciones al acusado, le recordaron las pericias y las transferencias de sumas de dinero cada vez más altas en subsidios y que nunca se tomaron las medidas necesarias para resguardar la vida de los pasajeros y de los 52 muertos que fue determinante para la masacre de Once. La secretaria del Tribunal leyó los informes que determinaron “el deplorable estado” del servicio ferroviario y un extenso listado de irregularidades e incumplimientos para finalizar con una contundente afirmación: “… tenían pleno conocimiento y no cumplieron con sus obligaciones” (Expte 79802/10, fojas 1072 a 83).

 

Por otro lado y no menos importante, también está acusado Gustavo Simeonoff, quien era titular de la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos (UNIREN). El fiscal federal Ramiro González entendió que, durante su gestión como titular de la UNIREN “no avanzó en la renegociación del contrato de concesión suscripto con la firma Trenes de Buenos Aires S.A., omitiendo realizar el correspondiente análisis de situación y grado de cumplimiento alcanzado por el contrato, como así también efectuar alguna recomendación tendiente a mejorar el funcionamiento de este servicio”.

Gustavo Simeonoff, titular de la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos (UNIREN)

Del otro lado del vidrio en la sala AMIA, los familiares escucharon durante cinco horas, con un cuarto intermedio de quince minutos la lectura. Lágrimas y llantos rompieron el silencio cuando se leyeron los nombres de las víctimas de la Tragedia de Once. Cada uno de ellos levantó un cartel que decía “Ju5T1cia. Pero no estaban solos, estaban acompañados por distintas personalidades de la cultura y la política. El cineasta Juan José Campanella, el secretario de Derechos Humanos de la Nación Claudio Avruj, Vilma Ripoll, dirigente del MST, Alejandro Bodart ex legislador porteño, y el diputado nacional por el Frente de Izquierda, Juan Carlos Giordano y Francisco Mones Ruiz el nuevo jefe de Gabinete de la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires. Además de otros familiares víctimas de delitos como Nilda Gómez, víctima de la tragedia de Cromañón, Carolina Píparo baleada en una salidera bancaria cuando estaba embarazada y Matías Bagnato sobreviviente de la Masacre de Flores. Maria Lujan Rey y Paolo Menghini, papás de Lucas, opinaron sobre el ex funcionario kirchnerista: “De Vido es el denominador común de las causas de corrupción de los últimos tiempos, y acá estamos hablando de muertos” manifestaron.

 

El Tribunal convocó a 84 testigos, entre ellas el ex ministro de Interior y Transporte del Kirchnerismo luego de la tragedia, Florencio Randazzo; el ex ministro de Economía Roberto Lavagna y el ex titular de la Auditoría General de la Nación Leandro Despouy.
Con gestos de incomodidad, nervioso e inquieto, acariciándose la barba, restregándose los ojos, mirando el celular y el reloj el ex hombre fuerte de los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Kirchner ya no es un intocable, hoy comparecía ante un Tribunal Oral Federal por la muerte de 52 personas.
El juicio continuará el miércoles 4 de octubre.

 

Silvio Botta

Deja un comentario