Diputados del FPV, aliados y la izquierda rechazaron expulsar a De Vido.

El oficialismo no consiguió los votos necesarios para desplazar de su banca al ex ministro kirchnerista.
La Cámara de Diputados rechazó por 138 votos contra 95 votos expulsar al diputado Julio De Vido al no alcanzar el respaldo de los dos tercios de los miembros presentes del cuerpo, en una sesión especial donde hubo encendidos debates sobre las denuncias de corrupción que existieron en la obra pública en los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.
Fue llamativo el voto de la izquierda ese “voto en defensa propia”, de un sector que critica a todos los partidos políticos, hace de la moralidad una bandera y termina apoyando, encubriendo y blindando junto con los aliados provinciales del Frente para la Victoria, al ícono de la corrupción de la década pasada.
Por su parte el diputado kichnerista se defendió: “Me señalan con un dedo acusador cargado de una fuerte moralidad oportunista”, disparó y aseguró que es blanco de “un plan sistemático de marketing” impulsado por el Gobierno de Mauricio Macri. “Conmigo no lo van a lograr. Seguiré batallando contra este programa neoliberal que lleva hambre y miseria al pueblo argentino”, aseguró


Tras la defensa de Julio De Vido, Elisa Carrió acusó al diputado de haber ejercido la “obediencia debida” con Néstor Kirchner y reiteró: “Fue el cajero de Kirchner. Lo dije en su momento y me denunciaron”.Acá hay protección o limpieza del país, la culpa no es de Cambiemos, la culpa es la parte de la Nación que sabiendo que le roban votan ladrones”, agregó Carrió.
Posteriormente, Carrió habló del “vaciamiento” que posteriormente generó la tragedia de Once. Asimismo, acusó a De Vido de los negociados espurios detrás de la estatización de YPF.
En otra sala del congreso se encontraban los familiares de la Tragedia de Once que siguieron por pantalla el debate en el recinto.

Deja un comentario